lunes, 29 de septiembre de 2014

¿Cuáles son las lesiones cutáneas más frecuentes?

Trataremos hoy, una síntesis dermatológica de algunas de las afecciones más frecuentes que pueden presentarse en la consulta médica:

Descripción de las patologias frecuentes:

1) Verruga vulgar.
Las verrugas vulgares son lesiones ocasionadas por proliferación de piel causadas por el virus papiloma humano (VPH). Se transmiten por contacto directo e indirecto -a través de ropa-. También pueden diseminarse a otras áreas del cuerpo del paciente. Casi siempre se observan en niños y adolescentes ya que la mayoría de adultos están inmunizados. Habitualmente, un 60 a 70% de las verrugas desaparece espontáneamente antes de 3 meses. 
Se presentan como pápulas del color de la piel o más blancas, de superficie verrucosa, rasposa al tacto y con proyecciones filiformes. Se localizan habitualmente en las manos, la zona periungueal y más raramente en los codos y las rodillasAfectan al 7 a 19% de la población. 
En niños, dos tercios de los casos se resuelven en un plazo de 2 años. Al desaparecer lo hacen sin dejar cicatriz, lo cual puede no ocurrir si se utiliza algún tratamiento.
Según su morfología y ubicación las verrugas se clasifican en:
a) Verruga vulgar: Excrecencias circunscritas del mismo color de la piel, con superficie córnea y rugosas al tacto. Se ubican, en forma aislada o en grupos, preferentemente en el dorso de las manos y de los dedos. 
b) Verruga plantar: Lesiones dolorosas que aparecen en las plantas de los pies, con aspecto similar a las callosidades. Son sensibles a la compresión vertical, pero sobre todo a la presión horizontal o pellizcamiento. 
c) Verrugas planas: Lesiones amarillentas, ligeramente solevantadas, de 2-4 mm de diámetro. Son blandas y suaves al tacto. Aparecen en cara y dorso de las manos. 
d) Verrugas anogenitales (Condilomas acuminados)
Actualmente, no existe ningún tratamiento 100% efectivo. Se recomienda tratar cuando éstas:
- Producen dolor 
- Interfieren con la función normal del individuo, su desempeño escolar o laboral 
- Motivos estéticos importantes
Tratamiento: No existe ningún tratamiento antiviral específico para el HPV. Los tratamientos disponibles para el manejo de las verrugas están dirigidos destruir todas las células infectadas por el virus o lograr que el propio sistema inmune del individuo lo realice. Existen distintos tratamientos:  agentes queratolíticos, citotóxicos, inmunomoduladores, crioterapia, láser y la resección quirúrgica
Los agentes tópicos más utilizados son: el ácido Salicílico -asociado al acido láctico- y la Podofilina.
- El ácido Salicílico es un agente queratolítico que actúa destruyendo las células epiteliales infectadas. Se aplica localmente sobre la lesión, una o dos veces al día, 6 días a la semana y durante 2 meses. Su efecto mejora al remover la superficie de la lesión antes del tratamiento, utilizando una piedra pómez, con la oclusión posterior a la aplicación. No debe aplicarse en el rostro, genitales, ni otras mucosas, sobre lunares o piel irritada y/o infectada. En caso de contacto con piel sana, lavar inmediatamente con agua, por 15 minutos. 
Fórmula Magistral: Ácido salicílico 17% + ácido láctico 17%, en base colodión elástico (15 ml) 
- La Podofilina posee un efecto citotóxico, actúa en superficies mucosas y queratinizadas, aunque es menos efectivo que el ácido salicílico. Se utiliza en concentraciones al 0,5%, aplicándolas 3 días consecutivos, y repitiéndolo semanalmente por un máximo de 4 semanas. Antes de aplicar, se cubrira la piel sana con vaselina, luego debe lavarse con abundante agua durante 3 horas después de aplicada. Debe ser aplicada por personal entrenado ya que lesiona fácilmente la piel circundante. No usar en recién nacidos ni en embarazadas.

2) Infección micótica
Los hongos que infectan la piel (dermatófitos) viven sólo en la capa más externa de la piel (estrato córneo) y no penetran más profundamente. Algunas infecciones micóticas no producen síntomas o sólo provocan una pequeña irritación, descamación y enrojecimiento. Otras infecciones micóticas causan prurito, inflamación, ampollas y una grave descamación. Los hongos suelen establecerse en áreas húmedas del cuerpo donde rozan dos superficies cutáneas: entre los dedos de los pies, en las ingles y bajo las mamas. Las personas obesas son más propensas a sufrir estas infecciones porque poseen muchos pliegues cutáneos.
Los médicos pueden sospechar la presencia de hongos cuando aprecian una erupción roja e irritada en una de las áreas frecuentemente afectadas. Habitualmente el médico puede confirmar el diagnóstico raspando una pequeña porción de piel para examinarla al microscopio o colocarla en un medio de cultivo que hará crecer los hongos de modo que sea posible identificarlos.
La mayoría de las infecciones micóticas de la piel, excepto las del cuero cabelludo y de las uñas, son leves y a menudo curan con cremas de antimicóticos. Generalmente, los polvos antimicóticos no dan buenos resultados en el tratamiento de estas infecciones. Los principios activos de las medicaciones antifúngicas son el miconazol, clotrimazol, econazol y ketoconazol.
Habitualmente, las cremas se aplican dos veces al día y el tratamiento debería prolongarse por lo menos de 7 a 10 días después de que la erupción haya desaparecido por completo. Si se interrumpe la aplicación de la crema con demasiada prontitud, la infección puede no haberse erradicado completamente y la erupción reaparecerá.
El hecho de mantener las zonas infectadas limpias y secas ayuda a evitar la aparición de nuevas infecciones fúngicas y favorece la curación de la piel. Las áreas infectadas deberían lavarse frecuentemente con agua y jabón y luego cubrirse con polvos de talco, evitando los polvos que contengan almidón de maíz porque pueden favorecer el crecimiento fúngico.
Si una infección micótica de la piel supura, puede haberse sobreinfectado. Esta infección bacteriana puede requerir tratamiento con antibióticos de uso local. La solución de Burow diluida -preparación farmacológica compuesta de acetato de aluminio disuelto en agua, tiene propiedades astringentes, antipruriginosas y antibacterianas. Se aplica en compresas frías sobre la zona afectada- o el ungüento de Whitfield  pueden ser utilizados para secar la piel que supura.

3) Queratosis solar (Queratosis actínica)

Es una pequeña área elevada y áspera que se encuentra en partes de la piel que han estado expuestas al sol durante por mucho tiempo. Algunas, pueden llegar a transformarse en un cáncer de piel. La queratosis actínica es causada por la exposición a la luz solar. 

Se es propenso a desarrollarla si:
- Tiene piel clara, ojos azules o verdes o cabello rojo o rubio.
- Se sometió a un trasplante de riñón o de otro órgano.
- Toma medicamentos que inhiben el sistema inmunitario.
- Pasa mucho tiempo cada día al sol (Ej: Trabajo al aire libre).
- Tuvo quemaduras solares graves y múltiples a comienzos de la vida.
- Es una persona mayor.
Las queratosis actínicas generalmente se encuentran en la cara, el cuero cabelludo, el dorso de las manos, el pecho o lugares que a menudo están expuestos al sol. Los cambios en la piel comienzan como áreas planas y escamosas. Con frecuencia, tienen una "escama" amarilla o blanca en la parte superior.
Los tumores pueden ser de color gris, rosado, rojo o del mismo color de la piel. Posteriormente, pueden volverse duros, verrugosos o arenosos y ásperos. 
El médico examinará la piel para diagnosticar esta afección pudiendo necesitar una biopsia de piel para detctar un cancer de piel escamocelular. 
Los tumores o neoplasias se pueden extirpar por medio de: 
- Electrocauterización .
- Raspado de la lesión y uso de la electricidad para destruir cualquier célula remanente (legrado y electrodesecación).
- Extirpación del tumor (Escisión).
- Congelación (Crioterapia, que congela y destruye las células).
Si tiene muchos de estos tumores cutáneos, el médico puede recomendar: 
- Un tratamiento con láser llamado terapia fotodinámica.
- Exfoliación de la piel.
- Cremas para la piel, con 5-fluorouracilo (5-FU) ó imiquimod.
La mejor manera de reducir el riesgo de la queratosis actínica y del cáncer de piel es proteger la piel del sol y de la luz ultravioleta (UV), para ello debe emplearse ropa protectora, como sombreros, camisas de manga larga, faldas o pantalones largos.
- Evitar la exposición al sol durante el mediodía, cuando la luz ultravioleta es más intensa.
- Usar protectores solares de alta calidad, preferiblemente con un factor de protección solar (FPS) de por lo menos Factor 30. Escoja un protector que bloquee tanto la luz tipo UVA como la tipo UVB. Aplique los protectores solares antes de salir al sol y vuelva a aplicarlos frecuentemente durante todo el año, incluso en invierno.
- Evitar las lámparas solares, las cámaras bronceadoras y las salas de bronceado.

4) Xantelasma (xantomas)
Es una afección cutánea en la cual ciertas grasas se acumulan debajo de la superficie de la piel. Son frecuentes entre los adultos mayores y entre las personas con niveles altos de lípidos en la sangre.
Los xantomas varían en tamaño. Algunos son pequeños, mientras que otros son mayores a 7,5 cm de diámetro. Pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, pero se observan con mayor frecuencia en los codos, las articulaciones, los tendones, las rodillas, las manos, los pies o los glúteos.
Pueden ser un signo de un trastorno médico que involucre un aumento de los lípidos en la sangre, como:
- Ciertos cánceres
- Diabetes
- Hiperlipidemia
- Hipercolesterolemia familiar
- Cirrosis biliar primaria
El xantelasma palpebral, un tipo común de xantoma que se presenta en los párpados y que puede ocurrir sin ninguna afección subyacente, no necesariamente está asociado con lípidos o colesterol elevados. Este luce como una inflamación o protuberancia bajo la piel y generalmente es plano, suave al tacto y de color amarillo, con bordes claramente definidos. Una biopsia de la tumoración mostrará un depósito de grasa.
Es aconsejable, hacer exámenes de sangre para verificar los niveles de lípidos (niveles de triglicéridos y de colesterol), funcionamiento del hígado y detectar diabetes. Puede extirparse la tumoración si causa molestias, aunque pueden reaparecer después de la cirugía.

5) Boquera (Queilitis angular)
Lesión inflamatoria en la comisura labial, que puede ser unilateral o bilateral. En casos graves, las fisuras pueden sangrar cuando se abre la boca, y formar úlceras poco profundas o una costra. Pueden infectarse
por el hongo Candida albicans (candidiasis), u otros agentes patógenos. Estudios la han relacionado con la deficiencias nutricionales de la riboflavina (vitamina B2) y la anemia por deficiencia de hierro, que a su vez puede ser evidencia de la mala alimentación o la malnutrición (Ej: Enfermedad Celíaca). La deficiencia de zinc también se ha asociado con queilitis angular.
La Queilosis también puede ser parte de un grupo de síntomas (enfermedad de membranas esofágico superior, la anemia por deficiencia de hierro, glositis y queilosis), definición de la condición llamada síndrome de Plummer-Vinson. También, aparece por exposición crónica al sol (queilitis solar) y un bajo porcentaje evoluciona a carcinoma espinocelular.
La Queilitis angular se presenta en adultos mayores que sufren una pérdida de la dimensión vertical, debido a la pérdida de los dientes, lo que permite el exceso de cierre de la boca. Los casos menos graves se producen cuando hace mucho frío (Invierno), siendo conocida por tener los labios agrietados. Los niños pueden lamer sus labios en un intento de aliviar la molestia, sólo sirviendo para empeorar la lesión.
También puede ser causada por medicamentos que se secan la piel, inclusive la isotretinoína, un análogo de la vitamina A. Con menos frecuencia, se asocia con primaria hipervitaminosis A
El tratamiento de la queilitis angular varía dependiendo de la causa, en los casos leves causados por una infección bacteriana, la aplicación de una crema antiséptica tópica en la zona durante varios días es suficiente para tratar la infección y curar las lesiones y cremas antimicóticas para casos causados por una infección por hongos. Cuando es causadas por el síndrome de malabsorción, mejora con inyecciones de vitamina B-12, o inyecciones de todo el complejo B. El importe determinado y la frecuencia de las inyecciones se determina por la gravedad de las lesiones y la respuesta a la curación.

6) Rosácea
RosaceaTelangiectasia
Es una afección crónica de la piel que provoca que la cara se torne de color rojo. Puede ocasionar hinchazón y úlceras cutáneas que lucen como acné. La causa se desconoce, afectando a personas entre los 30 y 50 años de edad, de piel clara y si es mujer, aunque los hombres tienen síntomas más graves.

La rosácea involucra hinchazón de los vasos sanguíneos justo debajo de la piel. Puede estar asociada con otros trastornos cutáneos (acné vulgar, seborrea) o con trastornos oculares (blefaritis, queratitis).
Dentro de sus sintomas se encuentran:
- Enrojecimiento de la cara, con tendencia a sonrojarse o ruborizarse con facilidad
- Numerosos vasos sanguíneos aracniformes (telangiectasia) en la cara
- Nariz roja (llamada nariz bulbosa)
- Úlceras cutáneas similares al acné que pueden exudar o formar costras
- Sensación de ardor o de picazón en la cara
- Ojos irritados, llorosos, inyectados en sangre
El diagnostico se basa en el examen físico y haciendo preguntas respecto a la historia clínica. No hay forma de cura conocida para la rosácea.
Se pueden aliviar o prevenir los síntomas son:
- Evitando la exposición al sol y utilizando  protector solar todos los días (+ de Factor 30).
- Evite hacer mucha actividad en clima cálido.
- Procurar reducir el estrés (Practica de yoga y relajación).
- Limitar el consumo de comidas condimentadas, el alcohol y las bebidas calientes.
- Disminuir la exposición al viento, los baños calientes, el clima frío, ejercicios u otros factores.
La rosácea es una afección inofensiva. No se puede curar, pero se puede controlar con tratamiento. 
Los antibióticos orales (como tetraciclina, minociclina o doxiciclina) o aplicados a la piel (metronidazol) pueden controlar los problemas cutáneos similares al acné. Puede complementarse con otros medicamentos (isoretinol, son similar a la vitamina A. 
La rosácea no es acné y no mejorará con tratamiento para el acné de venta libre. En casos graves, la cirugía láser puede ayudar a reducir el enrojecimiento. La cirugía para extirpar parte del tejido nasal hinchado puede también mejorar su apariencia.

7) Acne vulgar
Es una afección cutánea que causa la formación de granos o "barros". Esto incluye comedones cerrados, espinillas negras y parches rojos e inflamados de la piel. El acné se presenta cuando se taponan los poros (orificios diminutos en la superficie). Cada poro es una abertura a un folículo, el cual contiene un cabello y una glándula sebácea. El aceite secretado por la glándula ayuda a eliminar las células cutáneas viejas y mantiene la piel suave. Cuando las glándulas producen demasiado aceite, los poros pueden resultar obstruidos. Se acumula suciedad, bacterias y células. La obstrucción se denomina tapón o comedón.
- Si la parte superior del tapón es blanca, se denomina acné miliar.
- Si la parte superior del tapón es oscura, se denomina espinilla negra.
- Si el tapón se rompe, se puede presentar hinchazón y protuberancias rojas.
Cuando el acné es profundo, puede causar quistes dolorosos (acné quístico).
El acné es muy común en adolescentes, pero cualquier persona puede tenerlo, incluso los bebés. Los cambios hormonales pueden provocar que la piel sea más grasosa. 
El acné tiende a ser hereditario y puede desencadenarse por:
- Cambios hormonales relacionados con la pubertad, los períodos menstruales, el embarazo, las píldoras anticonceptivas o el estrés.
- Cosméticos o productos para el cabello grasosos u oleaginosos.
- Medicación (esteroides, la testosterona, los estrógenos y la fenitoína).
- Niveles altos de humedad y sudoración.
- Las dietas ricas en azúcares refinados pueden estar relacionadas con el acné.
El acné aparece comúnmente en la cara y en los hombros, pero también puede darse en el tronco, los brazos, las piernas y los glúteos, encontrandose espinillas negras, costras de erupciones de la piel, quistes, pápulas (protuberancias rojas y pequeñas), pústulas y enrojecimiento alrededor de las erupciones de piel
Su tratamiento incluye:
- Medidas higiénicas: Limpiar la piel delicadamente con un jabón suave que no cause resequedad (Dove, Cetaphil u otros) y retirar toda la suciedad o maquillaje. Lavarse 1 - 2 veces al día, incluso después del ejercicio. Lavar el cabello con champú diariamente, en especialmente si es graso. Péinese el cabello hacia atrás para mantenerlo fuera de la cara.
- Conducta: No apretar, rascar, escarbar ni frotar los granos, ya que puede originar cicatrizaciones e infecciones de la piel.
- Evitar tocarse la cara con las manos o los dedos.
- Evitar las cremas o cosméticos grasosos y retire el maquillaje en las noches. 
- Si con estas medidas no mejora, ensaye con medicamentos para el acné que aplican directamente sobre la piel (con peróxido de benzoilo, azufre, resorcinol o ácido salicílico) que destruyen las bacterias, secando el aceite y haciendo descamar la capa superior de la piel. Los antibióticos orales como la minociclina, doxiciclina, tetraciclina, eritromicina, trimetoprima y amoxicilina pueden ayudar. Tambien, antibióticos tópicos (aplicados en la piel) como clindamicina, eritromicina o dapsona.
- Se puede usar un procedimiento con láser llamado terapia fotodinámica. El médico también puede recomendar la quimioabrasión de la piel, eliminación de cicatrices por dermoabrasión o la extirpación, drenaje o inyección de quistes con cortisona.
- Una leve exposición al sol puede mejorar el acné un poco
- Para las mujeres el acné es causado o empeora por las hormonas; la espironolactona puede ayudar.
Las píldoras anticonceptivas pueden ayudar en algunos casos, aunque pueden empeorar el acné.
El acné usualmente desaparece luego de los años de adolescencia, pero puede persistir hasta una edad mediana. La afección generalmente responde bien al tratamiento después de 6 a 8 semanas, pero puede reagudizarse de vez en cuando. La cicatrización puede ocurrir si el acné grave no se trata. Algunas personas, especialmente los adolescentes, pueden llegar a deprimirse mucho si el acné no recibe tratamiento.

8) Dermatitis seborreica (Caspa, Eccema seborreico)
Es una afección cutánea, inflamatoria y común que hace que se formen escamas, que van de blancas a amarillentas, en áreas grasosas como el cuero cabelludo, la cara o dentro del oído. Puede ocurrir con o sin enrojecimiento cutáneo. Se desconoce la causa exacta, se cree que puede deberse a una combinación de niveles hormonales, sistema inmunitario debilitado, falta de ciertos nutrientes o problemas del sistema nervioso. 
La dermatitis seborreica parece ser hereditaria. La irritación a causa de un hongo levaduriforme llamado Malassezia también puede originar esta afección.
Los factores de riesgo abarcan:
- Stress o cansancio
- Climas extremos
- Piel grasosa o problemas de piel como el acné
- Uso de champúes, limpieza de la piel infrecuentes. empleo de lociones que contienen alcohol
- Obesidad
- Afecciones neurológicas, como la enfermedad de Parkinson, un traumatismo craneal y un accidente cerebrovascular
- Virus de la inmunodeficiencia humana (VIH)
La dermatitis seborreica puede ocurrir en muchas áreas diferentes del cuerpo y, por lo regular, se forma donde la piel es aceitosa o grasosa, siendo las áreas comunes: el cuero cabelludo, las cejas, las pestañas, los párpados, los pliegues nasolabiales, los labios, detrás de las orejas, en el oído externo y en la mitad del pecho.
- Los síntomas de la dermatitis seborreica comprenden:
- Lesiones cutáneas con parches sobre una gran área, en especial de piel grasosa y aceitosa
- Escamas en la piel (caspa blanca y descamativa, o amarillenta, grasosa y pegajosa)
- Prurito (puede ocasionar más picazón si se infecta)
- Enrojecimiento leve
- Pérdida del cabello
El diagnóstico se basa en el aspecto y la localización de las lesiones cutáneas. Raramente requiere una biopsia de piel.
Las escamas y la resequedad de la piel se pueden tratar con champúe para la "caspa".  Estos productos contienen ingredientes como el ácido salicílico, alquitrán de hulla, zinc, resorcina, ketoconazol o sulfuro de selenio. En los casos graves, el médico recetará un champú o una loción que contenga sulfuro de selenio, ketoconazol o corticosteroides. La luz solar mejora la dermatitis seborreica, mejorando en el verano, especialmente después de actividades al aire libre. La dermatitis seborreica es una afección crónica, intermitente y puede controlarse con tratamiento.

9) Angioma azul (Fleboangiomas)
El Angioma azul son lesiones que ya están presentes en el nacimiento, son planas, violáceas y se localizan habitualmente en la cara o cuello. Son fijas y no suelen desaparecer de manera espontáneas. Están constituidos por grandes venas desorganizadas con deformaciones visibles y a veces exagerada en la anatomía local. Su color azul opaco tiñe la piel. Tienen baja presión arterial y sin calor local por ser sólo venas malformadas.
Si son profundos se ubican en tejido celular o intramuscular y no tiñen la piel de color azul. Los estudios útiles son el ecodoppler y la resonancia magnética y la arteriografía no ofrece datos positivos.
Si el fleboangioma es valvulado; se forman trombos bajo las valvas venosas muy bien organizados, rodeados de sales de calcio que dan dureza y dolor exquisito a esa formación llamada Flebolito. Si el fleboangioma no es valvulado, carece de trombos y tendrá tamaños diferentes de acuerdo al volumen de venas frágiles y tortuosas que lo constituyan.
La mayoría de angiomas no necesitan ningún tratamiento puesto que desaparecen por si solos y únicamente hace falta paciencia. Sin embargo hay algunos angiomas que por su localización (cerca del ojo, si cierran el oído, si dificultan la alimentación), o por su rápido crecimiento, o por estar en la cara y ser desfigurantes desde el punto de vista estético, pueden necesitar tratamiento. 
Los tratamientos más utilizados son:
- Corticoides orales: Este es el mejor tratamiento para los angiomas que crecen rápidamente o que comprometen una función vital. Con este tratamiento se consigue que cese el crecimiento en el 70% de los casos. Este tratamiento puede causar irritabilidad al bebé, puede retrasar temporalmente el crecimiento y deja al bebé más débil frente a infecciones. Sin embargo conociendo estos problemas, si su bebé necesita este tratamiento para su angioma, el médico lo controlará de cerca para que no tenga ninguna complicación. Este tratamiento suele durar entre 4 ó 6 meses. En caso de no haber respuesta a veces se plantean otros tratamientos como vincristina o interferon.
- Corticoides intralesionales: Si el angioma no es muy grande en lugar de dar corticoides orales, se puede inyectar cortisona directamente dentro del angioma.
- El láser puede ser útil para disminuir el color rojo del angioma, sin embargo no actúa sobre el volumen del mismo. El láser es muy útil para cerrar las ulceras de los angiomas.
- Cirugía: Generalmente, los angiomas quedan mejor dejados a su historia natural que extirpándolos quirúrgicamente, puesto que se deja una cicatriz. Hay situaciones la cirugía puede ser la mejor opción corregir la piel redundante que puede quedar al involucionar el angioma.

10) Fibroma pediculado
Tambien, llamados pólipos fibroepiteliales aparecen a partir de los 30 años. Los fibromas blandos son pequeños crecimientos pediculados de la piel de color normal o marrón que se localizan con frecuencia en las axilas,  las caras laterales del cuello y las ingles, aunque no es infrecuente que aparezcan en el tronco donde pueden llegar a medir 1 ó 2 centímetros. De causa desconocida,  suelen ser más frecuentes en personas con complexión fuerte. Puede existir cierta predisposición genética y factores hormonales (aparecen o crecen en mujeres embarazadas) y en algunos pacientes con acromegalia.
Se recomienda, el estudio de colon en aquellos pacientes que tengan muchas lesiones, que tengan cambios en el ritmo de la defecación y con antecedentes familiares de poliposis intestinal.
Los fibromas blandos son fáciles de diagnosticar con la simple inspección ocular o con una lente de aumento. Sin embargo, a veces estas lesiones pueden estrangularse en su base y al comprimir la pequeña arteria que los irriga se vuelven rojizos o negruzcos con lo que podría requerir una biopsia estas lesiones.
Cuando estas lesiones se han estrangulado espontáneamente y son dolorosas, se deben de extirpar, en los demás casos ya que son lesiones benignas, la extirpación se debe a causas estéticas. Cuando son pequeños y con anestesia tópica se corta su base y se hace hemostasia de la piel. Al extirpar las lesiones normalmente se formará una pequeña costra que caerá espontáneamente, posteriormente quedará una coloración rojiza o parduzca que desaparece con el tiempo. También, sin necesidad de anestesia local se puede hacer una electrodesecación superficial de la piel o utilizar crioterapia. Para las lesiones más grandes se emplea anestesia local y se extirpan con bisturí eléctrico que evita que estas lesiones sangren y no require sutura.

11) Dermatitis eczematosa atópica
Esta afección es la expresión cutánea del estado atópico que se caracteriza por el antecedente familiar de asma, rinitis alérgica o eccema. La causa de la dermatitis atópica sólo se ha caracterizado en parte. Existe una clara predisposición genética. Los pacientes con dermatitis atópica pueden presentar diversas alteraciones de la inmunoregulación (aumento de la síntesis de IgE, elevación de la IgE sérica y trastornos de las reacciones de hipersensibilidad retardada).
El cuadro clínico varía con la edad. Hasta 50% de los pacientes con dermatitis atópica se presentan en el transcurso del primer año de vida, y 80% en los primeros cinco años. Hasta 80% termina por expresar simultáneamente rinitis alérgica o asma en fases posteriores de la vida. En el lactantes se caracteriza por manchas inflamatorias exudativas y placas costrosas ubicadas en la cara, el cuello, las superficies extensoras y las ingles. El tipo de la infancia y la adolescencia se distingue por dermatitis en la piel de las flexuras, sobretodo en las fosas antecubital y poplítea. 
Las dermatitis atópicas pueden mostrar resolución espontánea, pero más de 50% de los sujetos que las sufrieron de niños las presentarán en la vida adulta. La distribución de las lesiones puede ser semejante a la que surgió en la niñez. Sin embargo, los adultos a menudo tienen enfermedad local que se manifiesta en la forma de eccema de la mano o liquen simple crónico.
En personas, con la forma local puede sospecharse la presencia de dermatitis atópica por sus antecedentes s personales o familiares, o la presencia de los estigmas cutáneos que dejó la dermatitis mencionada, como palidez peribucal, un pliegue cutáneo adicional debajo del párpado inferior (línea de Dennie), intensificación de las líneas en la piel de las palmas y una mayor incidencia de infecciones cutáneas, en particular por Staphylococcus aureus. 
Un signo característico es el prurito, que se exacerba con la sequedad de la piel. Muchos de los signos cutáneos en personas afectadas (liquenificación), son consecuencias del frotamiento y el rascado.
El tratamiento de la dermatitis atópica consiste en evitar los irritantes cutáneos, mantener una hidratación cutánea adecuada, utilizando antiinflamatorios tópicos y tratar las lesiones cutáneas infectadas secundariamente. Se recomendará a los pacientes que se bañen con agua templada, pero no caliente, y que usen sólo jabón de baño neutro. Inmediatamente después del baño y con la piel aún húmeda, habrá que aplicar a las zonas de dermatitis un antiinflamatorio en crema o en pomada base, y todas las demás zonas de la piel se lubricarán con un humectante.
Como tratamiento se utilizan glucocorticoides tópicos leves. Puntos de preocupación constante son la atrofia cutánea y la posibilidad de absorción a nivel sistémico, en particular con los agentes más potentes.
 La infección secundaria de la piel eccematosa puede exacerbar la dermatitis atópica. Las lesiones cutáneas con costra y exudado pueden infectarse por S. aureus. Si se sospecha la infección mencionada, hay que obtener material de cultivo de las lesiones y emprender el uso de antibióticos sistémicos contra S. aureus 
( penicilinas o cefalosporinas resistentes a la penicilinasa). Son adecuadas la dicloxacilina o la cefalexina (250 mg cuatro veces al día durante siete a 10 días); sin embargo, la selección del antibiótico debe ser orientada por los resultados de cultivos y por la respuesta clínica. Si la infección es resistente se puede emplear en adultos, el trimetoprim/sulfametoxazol (una o dos tabletas de potencia doble, dos veces al día); minociclina (100 mg, dos veces al día); doxiciclina (100 mg dos veces al día) o clindamicina (300 a 450 mg cuatro veces al día). El tratamiento debe durar siete a 10 días. Como complemento pueden ser útiles lavados con antibacterianos que contengan triclosán y la aplicación intermitente de mupirocina en vías nasales.
La erradicación del prurito es esencial para el tratamiento, siendo los antihistamínicos muy útiles para controlar tal síntoma y la sedación leve que originan pudiera explicar su acción antipruriginosa. La sedación también limita a veces su utilidad; sin embargo, si se les utiliza a la hora de acostarse, los antihistamínicos con efecto sedante pueden facilitar el sueño. 

12) Psoriasis
Es una afección cutánea común que provoca irritación y enrojecimiento de la piel. Los enfermos presentan escamas gruesas de color plateado-blanco con piel roja. La psoriasis es muy común y cualquiera puede padecerla. Aparece entre las edades de 15 a 35 años. No es contagiosa.
La psoriasis parece transmitirse de padres a hijos. Se piensa que puede ser un trastorno autoinmunitario. debido a que el sistema inmunitario del cuerpo ataca por error e inflama o destruye tejido corporal sano.
Las células cutáneas normales que crecen en lo profundo de la piel, suben hasta la superficie aproximadamente una vez al mes. Cuando una persona tiene psoriasis, este proceso ocurre demasiado rápido y las células cutáneas muertas se acumulan en la superficie de la piel.
Los factores pueden desencadenar un ataque de psoriasis son:
- Infecciones bacterianas o virales (faringitis estreptocócica e infecciones de las vías respiratorias altas).
- Aire seco o piel seca.
- Lesiones dermicas (cortaduras, quemaduras y picaduras de insectos).
- Medicamentos (antipalúdicos, betabloqueadores y litio).
- Stress.
- Escasa luz solar.
- Quemadura solar.
- Ingesta de alcohol. 
La psoriasis puede ser peor en individuos con el sistema inmunitario debilitado, debido a:
- SIDA.
- Trastornos autoinmunitarios (como la artritis reumatoidea).
- Quimioterapia para cáncer.
La psoriasis puede aparecer en forma repentina o lenta. Muchas veces, desaparece y luego se reactiva. 
El síntoma principal de la afección son los parches de piel irritados, rojos y descamativos. Estos se observan con más frecuencia en los codos, en las rodillas y en la parte media del cuerpo, pero pueden aparecer en cualquier parte, como el cuero cabelludo.
La piel puede estar pruriginosa, seca y cubierta con piel descamativa y plateada (escamas), de color entre rosa y rojo (salmonada), levantada y gruesa
Adenas, pueden aparecer:
- Lesiones genitales en los hombres.
- Dolores articulares.
- Cambios en las uñas (uñas gruesas, color entre amarillo y marrón, hoyuelos en la uña y uña que se despega de la piel por debajo).
- Abundante Caspa en el cuero cabelludo.
Existen cinco tipos principales de psoriasis:
a) Eritrodérmica: el enrojecimiento de la piel es muy intenso y cubre un área grande.
b) En gotas (guttata): aparecen pequeñas manchas entre rojas y rosadas en la piel.
c) Inversa: el enrojecimiento e irritación de la piel ocurre en las axilas, la ingle y entre la piel superpuesta.
d) En placa: parches de piel rojos y gruesos cubiertos por escamas de plateadas a blancas. Éste es el tipo más común de psoriasis.
e) Pustular: ampollas blancas que están rodeadas de piel roja e irritada.
Frecuentemente, se pueden diagnosticar esta afección observando la piel. En casos, puede requerirse una biopsia de piel para descartar otros trastornos. Si tiene dolor articular, el médico puede ordenar radiografías, ya que algunas enfermos con psoriasis también pueden tener artritis (artritis psoriásica).
La psoriasis es una afección de por vida que se puede controlar mediante tratamiento. Puede desaparecer durante períodos extensos y luego volver. Con el tratamiento apropiado, no afecta la salud general. 
El tratamiento tiene como objetivo controlar los síntomas y prevenir una infección. 
Existen tres opciones de tratamientos:
a) Tratamiento tópicos: Lociones, ungüentos, cremas y champús para la piel que se aplican directamente sobre la piel o el cuero cabelludo cómo cremas de cortisona, con alquitrán de hulla o antralina, cremas para quitar la descamación (ácido salicílico o ácido láctico), champús para la caspa y humectantes (con vitamina D o vitamina A).
b) Tratamiento general: Pastillas o inyecciones que afectan la respuesta inmunitaria del cuerpo, no simplemente la piel. Se indican cuando existe una psoriasis muy intensa. Estos medicamentos abarcan metotrexato o ciclosporina. También se pueden utilizar retinoides como acitretina.
Si aparece una infección, se indicará antibióticos.
Los biológicos aprobados para el tratamiento de la psoriasis comprenden: Adalimumab, Etanercept, 
Infliximab y Stelara. Se indica nuevas medicaciones cuando los medicamentos biologicos no funcionan.
c) Fototerapia: Se emplea luz para tratar la Psoriasis. La fototerapia es un tratamiento médico en el cual la piel se expone cuidadosamente a la luz ultravioleta. Se puede administrar sola o después de tomar un fármaco que hace que la piel sea sensible a la luz. Se emplea luz ultravioleta A (UVA) o luz ultravioleta B (UVB).
d) Medidas higienicas:
- Tomar un baño o una ducha diariamente puede ayudar con la psoriasis. Trate de no frotarse con demasiada fuerza porque esto puede irritar la piel y desencadenar un ataque.
- Los baños de harina de avena pueden actuar como calmante y ayudar a aflojar las escamas (Mezclar una taza de dicha harina en la bañera con agua caliente).
- Mantener la piel limpia y húmeda y evitar los desencadenantes específicos de la psoriasis puede ayudar a reducir el número de reagudizaciones.
- La luz solar puede ayudar a que los síntomas desaparezcan, pero se debe tener cuidado con las quemaduras solares.
- La relajación y las técnicas antiestrés pueden servir. 
- Reducir las bebidas alcohólicas que toma puede ayudar a evitar que la psoriasis empeore. 
- Integrarse a grupos de apoyo para la psoriasis.

13) Micosis interdigital (Pié de Atleta)
Es una infección micótica común en el pie, que afecta el área entre los dedos. Los síntomas incluyen picazón, ardor y piel quebradiza y escamosa entre los dedos de los pies. Se puede contagiar el pie de atleta al pisar superficies húmedas, como por ejemplo, las duchas, las piscinas y los pisos de los vestidores. 
Para prevenirlo se debe:
- Mantener los pies limpios, secos y frescos
- Usar calcetines limpios
- No caminar descalzo en las áreas públicas
- Utilizar chancletas en las duchas de los vestidores
Para el tratamiento, si es  la primera vez que se presenta esta infección se suele usar un antimicótico por vía tópica (polvo o en crema) . Normalmente, estos medicamentos contienen clotrimazol al 1%, miconazol o tolnaftato, y el tratamiento debe continuar una o dos semanas después de la desaparición de la infección, para evitar recidivas. En el 65% de los casos la infección no desaparece por completo, volviendo a aparecer en menos de dos años. En estas recaídas se emplean también antimicóticos por vía oral. En ocasiones, se sobreinfectan con bacterias, para tratarla se deben administrar antibióticos.
Se pueden aplicar jabones con sulfato de selenio para limpiar los pies -en pies sin heridas-.
Se debe prestar atención al cuidado personal para no favorecer la proliferación de los hongos, ya que algunas acciones pueden ser consideradas como factores de riesgo, y facilitar la extensión y prolongación de la infección, como:
- Usar un calzado cerrado, y especialmente aquellos que están recubiertos con plástico.
- Permanecer con los pies húmedos por periodos largos de tiempo.
- Que los pies suden de manera abundante.
- En los casos en que el pie afectado presente alguna lesión en la piel o en la uña.

14) Nevus en araña (Telangiectasias)
Las telangiectasias o arañas vasculares son dilataciones de capilares pequeños y de los vasos superficiales, lesiones de color rojo brillante de 1-4 mm de diámetro que palidecen a la presión. Pueden observarse en tórax, cuello, cabeza, cara, mucosas nasofaríngeas y bucales, y en extremidades.
Pueden ser idiopáticas -no vinculadas a ninguna otra enfermedad-  o bien ser secundarias a otros trastornos (hiperestronismo, insuficiencia hepática.) algunos de ellos graves, como la enfermedad de Rendu-Osler-Weber (Telangiectasia hemorrágica hereditaria) que se desarrolla sobre la piel y las membranas mucosas y suele aparecer en la pubertad. Se transmite como rasgo dominante.
El angioma aracniforme (Telangiectasia aracnoidea) es una lesión adquirida y benigna. Consiste en un punto central rojizo llamado punto en rubí (que es un vaso de pequeño calibre dilatado), con prolongaciones alrededor consistentes en vasos sanguíneos, simulando una telaraña. 
Generalmente un angioma en araña se trata de una lesión solitaria de aproximadamente 1,5 cm de diámetro. Este angioma en la piel se localiza comúnmente en cara, brazos y manos. Puede ser considerado un problema de la piel por su aspecto estético, pero son lesiones asintomático y no son un riesgo para la salud.
Tambien, se pueden presentarse en niños. Las embarazadas y las mujeres que usan anticonceptivos orales presentan más frecuentemente este problema de la piel. También, en enfermedades del hígado (hepatitis y cirrosis) se presentan múltiples angiomas en araña. En niños y mujeres embarazadas tienden a desaparecer espontáneamente.
El diagnóstico no suele presentar problemas, en casos de duda, puede efectuarse una biopsia de piel con fines confirmatorios.  El tratamiento se realizará con electrocauterización o láser si es necesario.

15) Dermatofibroma

El dermatofibroma (histiocitoma) es un tumor benigno y frecuente de la piel que crece lentamente, es de forma redondeada u ovalada, puede ser amarillento o de color marrón grisáceo y es de consistencia dura. Este tumor puede medir de unos pocos milímetros hasta 2 centímetros. Aparece con mayor frecuencia en las mujeres y en el 80% de los casos se localiza en las piernas. 

La causa del dermatofibroma no se conoce con exactitud, sin embargo, es un tumor benigno que no tiene riesgo de transformarse en maligno. Normalmente este tumor se diagnostica con la inspección ocular, y cuando se presiona lateralmente con dos dedos se produce una pequeña depresión. En ocasiones esta lesión puede confundirse con otros tumores de la piel por lo que cuando su aspecto clínico no es característico se debe analizar la lesión mediante una biopsia. Puesto que el dermatofibroma es un tumor benigno no precisa tratamiento salvo que produzca molestias o por motivos estéticos.
Se extirpa con crioterapia (congelación) o cirugía. La crioterapia es el tratamiento mas empleado, disminuyendo o eliminando la induración del tumor. Con la cirugía una pequeña cicatriz es inevitable y en un 10% de los casos la lesión puede recidivar.

16) Eritrasma

Es una infección bacteriana causado por la bacteria Corynebacterium minutissimum que generalmente se presenta en los pliegues cutáneos. Es más común en los climas cálidos. Hay una mayor probabilidad de desarrollar esta afección si es obeso o padece diabetes.

Los síntomas principales son los parches ligeramente escamosos, café rojizos, con bordes bien definidos, los cuales pueden presentar una ligera picazón. Los parches se presentan en áreas húmedas como la axila, la ingle y los pliegues de la piel. Estos parches a menudo lucen similares a otras infecciones micóticas, como la tiña. 
Para su diagnostico se emplea:
- Pruebas de laboratorio de raspados del parche cutáneo
- Examen con lámpara de Wood (Examen que utiliza luz ultravioleta para observar la piel, siendo útil para detectar infecciones bacterianas y micóticas, Porfiria,  Vitiligo, Melanoma. Normalmente, la piel no brilla bajo la luz ultravioleta).
El tratamiento consiste en limpiar suavemente los parches cutáneos con un jabón antibacteriano. Puede agregarsele un gel de eritromicina que se aplica en la piel. Si la afección es muy intensa, puede requerir antibioticoterapia oral.
Se puede prevenir si:
- Se ducha con frecuencia.
- Mantiene la piel seca.
- Emplea ropa limpia que absorbe la humedad.
- Evita condiciones muy húmedas o muy calientes.
- Mantiene un peso corporal saludable.

17) Micosis inguinal (Tiña crural)

Es una infección de la zona inguinal causada por un hongo. Aparece en hombres adultos y adolescentes. Algunas veces, puede acompañar al pie de atleta y la dermatofitosis. El hongo prospera en áreas cálidas y húmedas. Esta infección se puede desencadenar por fricción de las ropas y la humedad prolongada de la piel en el área inguinal, por ejemplo, por la transpiración. Puede ser contagiosa y transmitirse de una persona a otra por medio del contacto directo con la piel o por el contacto con ropa sin lavar.
Sus sintomas son:
- Prurito en la ingle, en la zona anal, en el pliegue de la piel del muslo
- Parches rojos, levantados y descamativos que pueden formar ampollas y supurar. Estas manchas a menudo tienen bordes muy definidos, son más rojas alrededor de la parte exterior con un tono normal de piel en el centro.
- Piel anormalmente oscura o clara
- Generalmente, no requiere exámenes. Si es necesario confirmar el diagnóstico, se puede hacer un cultivo o una biopsia de lesión de piel (por raspado de piel). También, se puede hacer un examen de hidróxido de potasio en el consultorio para un diagnóstico rápido.
Para su tratamiento, se indica:
- Aplicación de talco tópico antimicótico con miconazol, clotrimazol o tolnaftato.
- Mantener la piel limpia y seca.
- No usar ropas que froten o irriten el área.
- Puede sobreinfectarse, la zona afectada por rascado, debiendo agregarse antibioticoterapia
Este tipo de tiña permanece alrededor de los pliegues de la parte superior del muslo y no compromete el escroto o el pene. Si se disemina al ano, causa molestias y prurito anal.

18) Pitiriasis versicolor (Tiña versicolor)
Es una infección micótica crónica de la piel, causada por el hongo Pityrosporum ovale, que normalmente se encuentra en la piel humana. Sólo causa problemas en ciertos ambientes. La afección es más común en hombres adolescentes y adultos jóvenes y se presenta particularmente en climas cálidos.
El síntoma principal son la presencia de parches de piel decolorada que:
- Tienen bordes bien delineados y escamas finas. 
- A menudo son de color canela oscuro con un tono rojizo.
- Aparecen en la espalda, las axilas, la parte superior del brazo, el tórax y el cuello. 
- No se oscurecen en el sol, así que la piel puede aparecer más clara que la piel sana circundante. En las personas de raza negra, puede haber pérdida del color de la piel (hipopigmentación) o aumento del color (hiperpigmentación). Los cambios de pigmentación pueden durar meses.
- Aumento de la sudoración.
- Picazón.
Se diagnostica por un raspado de piel que se examinará bajo el microscopio para buscar el hongo levaduriforme.
La afección se trata aplicando medicamentos antimicóticos a la piel, como clotrimazol, ketoconazol y miconazol. También se pueden emplear medicamentos antimicóticos por vía oral. La aplicación de champúes anticaspa a la piel durante diez minutos cada día en la ducha es otra opción de tratamiento.
La afección puede reaparecer durante el clima cálido.

19) Queratosis seborreica (Queratosis senil)

Es una afección que causa tumores benignos similares a verrugas en la piel, de causa desconocida. La afección por lo general aparece después de los 40 años de edad y tiende a ser hereditaria.
Los síntomas son tumores de la piel que:
- Están localizados en la cara, el tórax, los hombros, la espalda u otras áreas de forma redondeada u ovalada.
- Son indoloros, pero pueden irritarse y causar picazón.
- Son en su mayoría morenos, marrones o negros.
- Tienen una superficie plana ligeramente elevada. con una textura áspera (similar a una verruga).
- A menudo tienen una superficie cerosa.
- Pueden tener una apariencia de "estar adheridas".
- Con frecuencia, aparecen en racimos.
Su diagnostico de certeza puede requerir una biopsia de piel para diferenciarlo de un cancer dérmico.
Generalmente, no es necesario el tratamiento, a menos que los tumores se irriten o afecten su apariencia.
Los tumores se pueden extirpar mediante cirugía o congelamiento (crioterapia). La extirpación de los tumores es simple y no suele dejar cicatrices.

20) Manchas cafe con leche
Las manchas café con leche son manchas de nacimiento pigmentadas. El nombre café con leche hace referencia a su color marrón claro.
Las manchas café con leche pueden deberse a causas diversas y no relacionadas entre sí:
- Seis o más manchas café con leche mayores de 5 mm de diámetro antes de la pubertad y más de 15 mm después de la pubertad es un criterio diagnóstico de neurofibromatosis, aunque se requieren otros síntomas para diagnosticar NF-1.
- Se han observado mútiples manchas café con leche hereditarias sin diagnóstico de NF-1.
- Pueden ser causadas por vitiligo, en el raro síndrome de McCune-Albright.
- Síndrome de Legius
- Esclerosis tuberosa
- Anemia de Fanconi, una enfermedad genética rara.
- Idiopática
- Ataxia-Telangiectasia
- Síndrome de Gorlin
- Lesión de piel congénita benigna
- Síndrome de Bloom
- Síndrome de Chédiak-Higashi
- Nevo congénito
- Enfermedad de Gaucher
- Síndrome de Hunter
- Síndrome de Maffucci
- Síndrome del neuroma mucoso múltiple
- Síndrome de Noonan
- Síndrome de Russell-Silver
- Síndrome de Watson
- Síndrome de Wiskott-Aldrich
El diagnóstico es visual, midiendo el tamaño de las manchas y contando el número de las mismas, para determinar si tienen importancia clínica para el diagnóstico de los trastornos asociados, como la neurofibromatosis. Las manchas café con leche son benignas y no causan ninguna enfermedad por sí mismas. Si causan molestias, pueden ser tratadas con láser.

21) Prurito anal
El prurito anal es el picor o molestias en la piel de la zona alrededor del orificio anal (región perianal). Normalmente, esta sensación incómoda hace que el paciente se rasque o se frote para intentar mitigar la molestia. Generalmente, el prurito es incómodo, pero no produce dolor. Se trata de una sensación de la piel y puede tener diferentes causas, por ejemplo, por la piel seca; también por estímulos mecánicos (papel higiénico áspero) o estímulos químicos (intolerancia al detergente), pudiendo aparecer el denominado eccema anal (reacción inflamatoria de la piel).
Un prurito anal puede estar causado por muchas otras causas, por ejemplo, hemorroides, tumores del recto (carcinoma rectal), verrugas genitales o infecciones fúngicas (principalmente Candida). En algunos casos, el prurito anal es una manifestación específica de una enfermedad cutánea general, como la neurodermitis o la psoriasis. Sin embargo, una higiene escasa o excesiva también puede causar este síntoma.
Las causas del prurito anal pueden ser múltiples y estar asociadas a diversas patologías. El prurito anal (prurito en el ano, pruritus ani) obsesivo puede tener diferentes causas. Es muy frecuente que se manifieste a causa de un eccema anal (reacción inflamatoria de la piel), que se produce como consecuencia de una alergia de contacto, por ejemplo, al detergente, al papel higiénico, al gel de ducha o sustancias similares.
Se distingue entre un prurito anal breve y agudo y un prurito prolongado y crónico. Un examen físico ayuda a determinar de qué tipo de prurito se trata.
Se debe establecer un diagnóstico preciso del prurito anal mediante una anamnesis completa, exploración física y un examen de heces para determinar los agentes patógenos. En casos, es conveniente realizar una prueba de alergia.
El tratamiento del prurito anal depende de las causas que lo hayan originado. Antes de acudir al médico, el paciente puede tomar ciertas medidas para aliviar las molestias.
- Defecación regular y blanda. Es importante tomar alimentos ricos en fibra (fruta, verdura y cereales) y beber mucho líquido (entre 1,5 y 2 litros de líquido al día).
- Usar papel higiénico suave o toallitas húmedas.
- Tras la defecación lavar el ano con agua templada y secar la piel con suavidad. Se recomienda usar el secador con aire frío para secar la zona anal. Esto protege la piel.
- Limpiar la zona anal con jabones con pH neutro para el cuerpo.
- Si el prurito en el ano es un síntoma que acompaña otras enfermedades subyacentes (Hemorroides o la Diabetes Mellitus) se requiere un tratamiento específico para esa enfermedad.
El prurito anal también puede, en ocasiones, requerir tratamiento con medicamentos, como las pomadas contra las hemorroides (por ejemplo, con lidocaína) o pomada con cortisona. Si se diagnostica una infección bacteriana como la causa del prurito anal, es preciso un tratamiento con antibióticos. Si la causa es una infección fúngica, se inicia un tratamiento con agentes antifúngicos (antimicóticos). Si se ha confirmado una infección fúngica, se puede respaldar el tratamiento reduciendo el consumo de azúcar , debido a que el azúcar es la fuente alimenticia básica de los hongos. En este caso, también es importante incluir más fibra en la alimentación. Una dieta rica en fibras ayuda a eliminar los hongos del intestino.

22) Lentigo senil (Lentigo actínico)

Un lentigo solar es un mancha en la piel asociada al envejecimiento y la exposición a la radiación ultravioleta del sol. Tambien, se la denomina "mancha de la edad". Estas manchas no están asociadas a problemas hepaticos. La causa principal es la exposición al sol de la piel humana no protegida (quemaduras solares ocasionales o exposición crónica). También pueden originarse después de tratamientos con PUVA (psoraleno + radiación ultravioleta). 

En el examen histopatológico se aprecia una elongación irregular de los mamelones interpapilares, que están formados por células basaloides muy pigmentadas entremezcladas con melanocitos que pueden estar aumentados en número.
Clinicamente, aparecen múltiples manchas en la piel menores de un centímetro de diámetro que varían en color, desde marrón claro a rojo o incluso negro, y se localizan en las áreas más expuestas al sol, particularmente las manos, la cara, los hombros, los brazos y la frente, incluso la cabeza si está calva.
A partir de los 40 años de edad, la piel disminuye su capacidad de regeneración y recuperación a la exposición al sol, y los lentigos solares son muy comunes en este rango de edades, particularmente en aquellos que pasan tiempo expuestos a los rayos del sol. Implica un cierto riesgo de desarrollar un melanoma.
Los lentigos solares no precisan de tratamiento; pero si es conveniente evitar la exposición solar innecesaria y protegerse con cremas con factor de protección solar 50 o más. Cuando estas manchas se consideran estéticamente desagradables se pueden eliminar mediante crioterapia o tratamiento con láser.

23) Liquenificación
Es un engrosamiento de la epidermis con acentuación de los pliegues de la piel secundaria al rascado crónico.
Las causas más frecuentes para una liquenificación son prolongada irritación mecánica, química o inflamación, entre otras cosas, en el marco de eczemas crónicos.
Es típica para la neurodermatitis, entre otras enfermedades.



24) Verruga plantar.
Son frecuentes en niños y personas jóvenes. Se contraen en piscinas y duchas públicas. Se manifiestan como pápulas queratósicas planas de tacto rasposo y color blanquecino, de pocos mm a 1 cm de diámetro que rompen las líneas de la piel. En la superficie presentan puntos negros.
Son capilares trombosados que, al rasparlos con bisturí, producen un sangrado puntiforme. Son dolorosas a la presión lateral y vertical. Pueden aparecer en cualquier parte de la planta y crecen en profundidad. Suele haber una o pocas lesiones aunque en algunos casos confluyen formando “verrugas en mosaico”.
El tratamiento de primera elección suelen ser los queratolíticos que combinan ácido salicílico y ácido láctico en colodión. Tras proteger la piel sana que rodea la verruga con vaselina, se aplica el queratolítico sobre la misma y, una vez seco, se ocluye con un esparadrapo de tela. A las 24 horas se levanta la cura y se retira el material necrótico, de color blanquecino, con una lima y se vuelve a aplicar el queratolítico. Se repite la operación a diario o a dias alternos. Una vez a la semana se desbrida a fondo la piel macerada con una hoja de bisturí. No es raro que se produzca dolor e inflamación de la zona. Con este tratamiento se curan el 60-70% de verrugas plantares en un período de 2-4 meses.

25) Leucoplasia bucal
La leucoplasia bucal es una lesión que presenta histológicamente lesiones como: papilomatosis, hiperqueratosis y acantosis, cuya característica principal es una placa blanquecina que normalmente no puede desprenderse por raspado, que forma parte del epitelio, y está en crecimiento. Tiene una mayor incidencia en varones entre 40-70 años. Su aparición está asociada al tabaco, alcohol, VIH, factores irritativos o virus, aunque hay algunas de origen desconocido. Los médicos piensan que puede deberse a irritación como, por ejemplo:

- Asperezas en los dientes
- Asperezas en las prótesis dentales, obturaciones y coronas
- Fumar u otros usos del tabaco (queratosis del fumador), especialmente pipas
- Mantener el tabaco de mascar o rapé en la boca por un período de tiempo prolongado
- El trastorno es más común en las personas de edad avanzada
Es una lesión delimitada y asociada a factores que la provocan, sobre todo el tabaco; dejando el consumo de este hábito, puede llegar a remitir. También la lesión puede aparecer en zonas no queratinizadas -suelo bucal, lengua- por lo cual se recomienda hacer siempre biopsia; es complejo saber a simple vista si una lesión es cáncer o leucoplasia.
Existe un tipo de leucoplasia de la boca, llamado leucoplasia vellosa, causa por el virus de Epstein-Barr y se observa sobre todo en personas con VIH/SIDA. Puede ser uno de los primeros signos de infección por VIH. La leucoplasia vellosa también puede aparecer en otras personas inmunodeprimidas, como luego de un trasplante de médula ósea. 
Los parches en la boca se presentan por lo general en la lengua (en los lados de la lengua con la leucoplasia vellosa) en la parte interna de las mejillas. Son dolorosos cuando los parches en la boca entran en contacto con alimentos ácidos o condimentados
La biopsia de la lesión confirma el diagnóstico o revelan cambios que indican cáncer oral.
l objetivo del tratamiento es eliminar el parche de leucoplasia. La eliminación de la fuente de irritación puede llevar a la desaparición del parche. Tratar las causas dentales (dientes ásperos, superficie irregular en las prótesis u obturaciones) precozmente. No fumar o consumir otros productos del tabaco y no tome alcohol. Si con la eliminación de la fuente de la irritación no funciona, el médico puede sugerir la aplicación de un medicamento en el parche o el uso de cirugía para extirparlo.
Para la leucoplasia vellosa, el hecho de tomar medicamentos antivirales generalmente provoca la desaparición del parche. El médico también puede sugerir la aplicación de un medicamento en el parche. La leucoplasia por lo regular no es peligrosa. Los parches en la boca con frecuencia desaparecen en pocas semanas o meses después de eliminarse la fuente de la irritación. En algunos casos, los parches pueden ser una señal inicial de cáncer.

26) Leucoqueratosis tabáquica
La leucoqueratosis nicotínica del paladar o estomatitis nicotínica es un trastorno benigno de la mucosa del paladar. Es frecuente sobre todo en grandes fumadores varones de tabaco con pipa. Se debe a la acción del humo del tabaco y su prevalencia se correlaciona con la cantidad de tabaco en pipa que se consume. La clínica es característica, resultado de la hiperqueratosis difusa del epitelio palatino y la inflamación de las glándulas salivales. Las lesiones predominan en el paladar duro y consisten en pápulas blanquecinas, en ocasiones centradas por una depresión eritematosa, que confluyen en empedrado. El diagnóstico es sencillo dado el antecedente del hábito de fumar en pipa y la clínica característica. La biopsia es útil para descartar otras lesiones blancas orales. No existe riesgo de malignización. El tratamiento consiste en la supresión del consumo de tabaco, con lo que las lesiones tienden a involucionar. Presentamos un caso de leucoqueratosis nicotínica del paladar, con lesiones muy intensas, en un varón fumador importante de tabaco en pipa durante más de 45 años, en el que tras la supresión del tabaco y un seguimiento de 52 meses, las lesiones han ido mejorando
lentamente.

27) Lengua geográfica

Es una apariencia de la lengua similar a un mapa, debido a parches irregulares en la superficie. Su causa específica se desconoce, aunque es posible que esté relacionada con la deficiencia de vitamina B. Otras causas pueden abarcar irritación a causa de la ingestión de alimentos calientes o picantes, o el consumo de alcohol. Esta afección parece ser menos común en los fumadores. Es una afección inofensiva, pero puede ser persistente y molesta.
El patrón en la superficie lingual puede cambiar rápidamente debido a la pérdida de las papilas gustativas, en la superficie lingual, lo cual hace que las áreas de la lengua se aplanen. Se dice que estas áreas están "desnudas" y pueden persistir durante más de un mes.
Al examen, la lengua aparece:
- Con apariencia de mapa.
- Parches que se desplazan de un día para otro.
- Parches y lesiones en la lengua de color rojo y lisas.
- En casos, sensibilidad y dolor urente.
No necesita ningún tratamiento, pero un gel antihistamínico o enjuagues bucales con esteroides pueden aliviar la molestia. Ayuda, el evitar las irritaciones en la lengua con alimentos calientes, picantes o con alcohol.

28) Lengua escrotal (Lengua fisurada)
Es una patología lingual de carácter benigno. Se caracteriza por presentar fisuras, que varían en tamaño y profundidad, y que pueden ser únicas o múltiples en el dorso de la lengua. Esta alteración puede ser congénita, aunque puede manifestarse en cualquier etapa de la vida y exacerbarse con la edad.
Las lesiones generalmente son asintomáticas, aunque puede suceder que se inflame la lengua y se sienta dolor cuando las fisuras son profundas. Además, una mala higiene en conjunto con las características de la lengua puede ocasionar halitosis e inflamación de los tejidos debido a la acumulación de restos de alimentos en las fisuras.
No se requiere ningún tratamiento con medicamentos, siendo recomendable realizar un cepillado o limpieza de lengua profunda para eliminar los restos acumulados en su interior. El tratamiento consiste en evitar complicaciones, entre ellas las infecciones (hongos por lo general) y halitosis, además de llevar una dieta libre de irritantes, una correcta higiene de la cavidad bucal, y evitar bebidas alcohólicas y tabaco. En casos de dolor agudo en la lengua al ingerir alimentos, puede indicarse algún anestésico tópico sobre la superficie lingual (lidocaína y benzocaína o infiltraciones de esteroides intralesional).

29) Pigmento racial
En las razas meridionales es bien conocido el predominio de la piel hiperpigmentada (morenos en todas sus gradaciones, hasta el negro) con relación a las razas nórdicas preferentemente blancas y rubias. En algunas de aquellas razas morenas, la pigmentación normal puede ser idéntica a ciertas pigmentaciones patológicas, sobre todo a la addisoniana. Esta confusión se acentúa cuando las mucosas se hiperpigmentan también; tal ocurre en mulatos, indígenas americanos, muchos asiáticos, europeos del Sur, africanos del Norte, gitanos y negros.
Ocasionalmente, puede verse casos de individuos normales con abundantes manchas oscuras en el labio inferior, en la cara interna de los carrillos, en las encías y en otras mucosas, principalmente la genital. Sobre todo las de las encías pueden sugerir la confusión con la enfermedad de Addison;  que se da como signo diferencial cuando las pigmentaciones raciales son simétricas y no las addisonianas. Se ha pensado que puede ser debida a la altura, la pigmentación bucal de algunas razas que viven en las altiplanicies (Bolivia, Perú), tal vez por trastornos hipofisarios. Fuera de estos estados raciales, toda pigmentación oscura, extendida a la mucosa bucal, debe ser considerada sospechosa de no normal, lo que requiere una biosia de la lesión..

30) Angioqueratoma escrotal

El Angioqueratoma de Fordyce es una lesión de la piel de carácter benigno, no infecciosa ni contagiosa, que se manifiesta como pequeñas elevaciones o pápulas de tamaño comprendido entre 0.1 y 0.4 cm de diámetro. Se presentan en el pene, escroto, vulva o muslos. Son más frecuentes en varones y no deben confundirse con las manchas de Fordyce que son otra entidad diferente. 
Se llama angioqueratoma a una lesión de la piel neoformativa que está formada por pequeños vasos sanguíneos dilatados, recubiertos por tejido hiperqueratósico, lo que le da a la lesión un color azulado o negruzco. Cuando el angioqueratoma se localiza en la zona genital, se considera una variedad particular que se denomina angioqueratoma de Fordyce, por el dermatólogo norteamericano John Addison Fordyce (1858-1925) que fue el primero en describirlo. El diagnóstico se basa en el aspecto de la lesión y la biopsia si es necesario. Se trata de un proceso benigno que no provoca complicaciones y se considera generalmente una patología banal.

6 comentarios:

  1. excelente información .. muchas gracias ..!! :)

    ResponderEliminar
  2. Me ayudó muchísimo la información, amplia, sencilla en lenguaje y didáctica. Felicitaciones. Hablen sobre hipertensión arterial por favor

    ResponderEliminar