sábado, 11 de junio de 2016

Fatiga

Todo el mundo se siente cansado de vez en cuando. A veces ocurre que sólo desea quedarse en cama. Pero tras una buena noche de sueño, la mayoría de la gente se siente renovada y lista para enfrentar un nuevo día. Si sigue sintiéndose cansado por semanas, es hora de ver a su médico, quien puede ayudarle a averiguar lo que está causando su fatiga y recomendar maneras de aliviarle.
La fatiga en sí no es una enfermedad. Problemas médicos, tratamientos y hábitos personales pueden generar una fatiga. Éstos incluyen:
- Tomar medicamentos, como antidepresivos, antihistamínicos y medicamentos para las náuseas y el dolor
- Tratamientos médicos como la quimioterapia y la radiación
- Recuperación de una cirugía mayor
- Ansiedad, estrés o depresión
- Quedarse despierto hasta tarde
- Beber demasiado alcohol o bebidas con cafeína
- Embarazo
Un trastorno que causa fatiga extrema es el síndrome de fatiga crónica (SFC). Esta fatiga no es el tipo de sensación de cansancio que desaparece después de descansar. En cambio, dura mucho tiempo y limita su capacidad para realizar las actividades diarias normales. El síntoma principal es un cansancio extremo que dura más de seis meses.

Este síndrome es difícil de diagnosticar. No existen análisis médicos específicos. Además, otras enfermedades pueden causar síntomas similares. Su doctor tendrá que descartar otras enfermedades antes de diagnosticar el síndrome de fatiga crónica. Pensar en el cuando un paciente presenta un cansancio intenso y continuo (fatiga) que no se alivia con el descanso y no es causado directamente por otras enfermedades.

Se desconoce la causa exacta del síndrome de fatiga crónica (SFC). Se puede deber a:
- El virus de Epstein-Barr (VEB) o el virus del herpes humano tipo 6 (HHV-6). Sin embargo, no se ha identificado ningún virus específico como la causa.
- Inflamación en el sistema nervioso, debido a una respuesta defectuosa en el sistema inmunitario.
- También, puede intervenir en la aparición del SFC: la edad, enfermedad previa, estrés, genética, factores ambientales.

Este síndrome se presenta con mayor frecuencia en mujeres de 30 a 50 años. El síntoma principal del síndrome es una fatiga profunda y persistente, la cual a menudo empeora después del ejercicio físico o mental. Los síntomas pueden incluir dolores musculares, dolor de cabeza y fatiga extrema.
El síntoma principal del SFC es el cansancio extremo, el cual es:
- Nuevo
- Dura al menos seis meses
- No se alivia con el reposo en cama
- Tan intenso que le impide a usted participar en ciertas actividades
- Empeora cuando se está en posición vertical
Otros síntomas incluyen:
- Sentirse muy cansado durante más de 24 horas después de realizar ejercicio que normalmente se consideraría fácil
- No sentirse descansado después de haber dormido suficiente tiempo
- Falta de memoria
- Problemas para concentrarse
- Confusión
- Dolor articular pero sin hinchazón ni enrojecimiento
- Dolores de cabeza diferentes a los que ha tenido en el pasado
- Irritabilidad
- Fiebre leve: 101°F (38.3°C) o menos
-Dolores musculares (mialgias)
- Debilidad muscular en todo el cuerpo o en distintas partes, que no es causada por ningún trastorno conocido
- Dolor de garganta
- Sensibilidad en los ganglios linfáticos del cuello o la axila

El diagnóstico se basa en el descarte de otras causas posibles como:
- Farmacodependencia
- Trastornos autoinmunitarios o inmunitarios
- Infecciones
- Enfermedades musculares o neurológicas (como esclerosis múltiple)
- Enfermedades endocrinas (como hipotiroidismo)
- Otras enfermedades (como cardiopatías, nefropatías o hepatopatías)
- Enfermedades psiquiátricas o psicológicas, particularmente depresión
- Tumores

Un diagnóstico del síndrome de fatiga crónica debe incluir:
- Ausencia de otras causas de fatiga crónica
- Al menos 4 de los otros síntomas específicos del SFC
- Fatiga extrema y prolongada

No existen pruebas específicas para confirmar el diagnóstico de síndrome de fatiga crónica. Sin embargo, ha habido informes de pacientes con síndrome de fatiga crónica que arrojan resultados anormales en los siguientes exámenes:
- Resonancia magnética del cerebro
- Conteo de glóbulos blancos

Tratamiento
En la actualidad, no existe cura para el síndrome de fatiga crónica y el objetivo del tratamiento es aliviar los síntomas. El tratamiento abarca una combinación de lo siguiente:
- Terapia cognitiva-conductual (TCC) y ejercicio gradual para ciertos pacientes
- Alimentación saludable
- Técnicas de manejo del sueño
- Medicamentos para reducir el dolor, la molestia y la fiebre
- Medicamentos para tratar la ansiedad (ansiolíticos)
- Medicamentos para tratar la depresión (antidepresivos)

A las personas con SFC se les exhorta a mantener una vida social activa. El ejercicio físico suave también puede servir. Su equipo de atención médica le ayudará a planear qué tanta actividad puede hacer y cómo incrementarla lentamente. Las recomendaciones incluyen:
- Evitar hacer demasiado en los días cuando usted se siente cansado
- Balancear el tiempo entre la actividad, el reposo y el sueño
- Dividir las tareas grandes en tareas menores y más manejables
- Repartir las tareas de mayor desafío a lo largo de la semana

Las técnicas de relajación y reducción del estrés pueden ayudarle a manejar el dolor crónico y la fatiga. Sin embargo, no se usan como tratamiento principal para el síndrome de fatiga crónica. Las técnicas de relajación incluyen:
- Biorretroalimentación
- Ejercicios de respiración profunda y meditación (Yoga)
- Hipnosis
- Terapia con masajes y de relajación muscular

Expectativas (pronóstico)
El pronóstico a largo plazo para los pacientes con el síndrome de fatiga crónica varía y es difícil de predecir cuando los síntomas comienzan por primera vez. Algunos pacientes se recuperan completamente después de 6 meses hasta un año. Casi 1 de cada 4 personas con SFC están tan gravemente discapacitadas que no pueden levantarse de la cama o salir de su casa. Los síntomas pueden ir y venir en ciclos, e incluso cuando las personas se sienten mejor, pueden experimentar una recaída disparada por el ejercicio o una causa desconocida.

Algunas personas nunca sienten que vuelvan a desempeñarse como antes de presentar la enfermedad. Los estudios sugieren que usted tiene mayor probabilidad de mejorar si realiza una rehabilitación intensiva. Las complicaciones pueden incluir:
- Depresión
- Incapacidad para participar en actividades sociales y laborales, lo cual puede llevar al aislamiento
- Efectos secundarios de los medicamentos o tratamientos

Concluyendo, nadie conoce la causa. Es más común en las mujeres entre los 40 y 60 años de edad, pero cualquiera puede tenerlo. Puede perdurar durante años. No existe una cura para la fatiga crónica, de modo que el objetivo del tratamiento es mejorar los síntomas. El dolor, los trastornos del sueño y otros problemas pueden tratarse con medicinas. Un cambio en el estilo de vida, el desarrollo de métodos para manejar los síntomas y un programa de ejercicios especiales y graduales puede ayudar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada